“La pandemia nos ha puesto de manifiesto la importancia del soporte al final de la vida”

CES Cardenal Cisneros

helenapsicologia

Helena García- Llana lleva varios años impartiendo clase en el CES Cardenal Cisneros. Es doctora en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Autónoma de Madrid, psicóloga investigadora en el Hospital La Paz-IidPAZ y miembro del Comité de Ética Asistencial en el mismo centro sanitario. Esta es sólo una parte de su extenso currículum, con casi dos décadas de actividad profesional. Ahora, además, García-Llana, ha sido nombrada vicepresidenta de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL). Es la primera vez que un profesional de la Psicología ostenta este cargo. García-Llana llega con fuerza, pero consciente de que tendrá una gran responsabilidad.

  • Acaba de ser elegida vicepresidenta de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos. ¿Qué supone este cargo para usted? ¿Qué retos afronta en la institución a partir de ahora?

Es un gran desafío que va acompañado de una gran responsabilidad y soy consciente, además, de que supone un enorme ejercicio de confianza en la Psicología. En el fondo es algo difícil, y complejo, a la par apasionante.

Los retos son varios, pero muy interrelacionados. Lo primero es tratar de universalizar los cuidados paliativos, que sean accesibles para todos los ciudadanos, porque actualmente no es así. Para ello, es fundamental la generación de un nuevo paradigma social respecto a la dignidad y derechos de las personas que afrontan el final de la vida y sus seres queridos. Asimismo, queremos trabajar sinérgicamente con otras sociedades científicas, así como promover alianzas entre grupos y redes de colaboración multicéntrica para la investigación y docencia.

  • La Sociedad Española de Cuidados Paliativos nació a principios de los noventa para impulsar los cuidados paliativos. ¿En qué consiste su labor? ¿Qué relevancia ha tenido la institución en la evolución de estos cuidados?

Es una sociedad científica de referencia en el ámbito de la promoción de cuidados paliativos. La SECPAL defiende un modelo centrado en el paciente con enfermedad avanzada y/o en situación de terminalidad, con una visión integral que incluye a la familia y que, con una atención interdisciplinar persigue aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida con una base científica sólida.

La SECPAL trabaja para integrar a todos profesionales relacionados con la atención a pacientes al final de la vida e impulsar la investigación interdisciplinar.  Al mismo tiempo se busca sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de los cuidados paliativos. Profundizar en el abordaje de las dimensiones ética y espiritual en el proceso de final de la vida es una prioridad en nuestro equipo.

En todos estos años hay muchas cosas por las que podemos estar muy contentos. Se ha avanzado mucho gracias al esfuerzo de muchos compañeros de las Juntas Directivas anteriores, y al impuso de todos los socios. Todavía es necesario ser más firmes en las relaciones con otras instituciones y apostar por una acreditación profesional en Medicina, Enfermería, Psicología y Trabajo Social, entre otras cosas. Eso sí, justo ahora estamos en un momento en el que hay una gran sensibilidad social.

  • Habla de que es un momento de gran sensibilidad. ¿Cómo ha afectado la Covid-19 y la crisis sanitaria?

La Covid ha colectivizado y visibilizado la muerte, una muerte muy traumática. Hemos visto situaciones muy duras como es la muerte en soledad y los cuidados paliativos tienen una larga trayectoria en acompañar el sufrimiento. Hemos visto que hay que compatibilizar un escenario de pandemia con una muerte humanizada y un acompañamiento con criterios de calidad. Nos ha puesto de manifiesto la importancia del soporte al final de la vida.

  • ¿Qué importancia tienen los cuidados paliativos para los pacientes y sus familiares?

Estos constituyen una ciencia que va más allá de una especialización en atención clínica, ya que luchan por aliviar el sufrimiento de las personas en su proceso final de salud-enfermedad.

Es importante que haya una estructura de apoyo institucionalizada y con unas medidas de acompañamiento muy definidas desde la presencia, la acogida y la compasión. Hay que incluir a las familias. Pero también es oportuno que se cuide a los miembros del equipo encargados de ese acompañamiento. Este sufrimiento nos toca a todos. La presencia de la muerte es única, radical e irreversible para todos los que la transitan y aquellos que los acompañamos.

  • ¿Cuánto tiempo pueden alargarse los cuidados paliativos?

Normalmente, cuando hablamos de cuidados paliativos, lo relacionamos con enfermos incurables que están en situación de final de vida, pero el concepto se va transformando. Se pueden aplicar en fases más precoces. Son equipos expertos en control sintomático, en el manejo del dolor total y en la toma de decisiones compleja, por ello pueden incorporarse en estadios más precoces y pueden ser un soporte ante determinados síntomas de mal manejo.

  • En esta sociedad hay diferentes perfiles de profesionales del mundo sanitario. Es la primera vez que una psicóloga ostenta un cargo tan importante como la Vicepresidencia. ¿Qué cree que puede aportar ese perfil desde ese puesto?

La Psicología puede aportar y aprender. Los desajustes emocionales son muy importantes en el proceso de final de vida y la Psicología puede participar de una forma integradora, conciliadora y desarrollando instrumentos para conocer mejor los procesos de acompañamiento. Desde esta vicepresidencia esperamos poder visibilizar la importancia de la Psicología en este ámbito, así como seguir generando conocimiento desde la aplicación de programas formativos, campañas e iniciativas sociales y, por su puesto, el desarrollo de productos científicos.