Alumnos de la Asociación Alapar en el CES Cardenal Cisneros

CES Cardenal Cisneros

Alumnos del proyecto ‘Campvs’, de la Asociación Alapar, cursarán parte de sus estudios en el CES Cardenal Cisneros

Alumnos del proyecto ‘Campvs’, de la Asociación Alapar, cursarán parte de sus estudios en el CES Cardenal Cisneros

• En el marco de un convenio de colaboración entre la Fundación Fray Francisco Jiménez de Cisneros y la Fundación Carmen Pardo-Valcarce

• Alderedor de 30 estudiantes completan en el Centro sus estudios de Hostelería y Turismo, Comercio y Marketing y Administración y Gestión

• El CES Cardenal Cisneros colabora, además, con esta institución, certificando los diplomas acreditativos a los alumnos que superen los curso

• El acuerdo responde a la necesidad de apoyar la formación de jóvenes con discapacidad intelectual que acaban su formación reglada

Madrid, 9/03/2018.- El Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros ha ampliado su acuerdo de colaboración con la Fundación Alapar (Marca de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce) para convertirse en la sede externa del proyecto ‘Campvs’.

Se trata de un proyecto que da respuesta a la necesidad de formar a jóvenes con discapacidad intelectual que acaban su formación reglada y desean una formación superior con un mayor grado de competencia personal, social y profesional. Concretamente los estudiantes están cursando, actualmente especialidades de Hostelería y Turismo, Comercio y Marketing y Administración y Gestión.

Una vez superen estos estudios, obtendrán un diploma acreditativo del CES Cardenal Cisneros, que certificará que los alumnos han adquirido la formación y habilidades correspondientes, emitido siempre en el marco de la supervisión y el control académico.

Con esta iniciativa el Centro de Enseñanza Superior da respuesta a una de sus inquietudes de sensibilización y apoyo a las personas más desfavorecidas.
El pasado año la Fundación Carmen Pardo-Valcarce y el Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros ampliaron el convenio de colaboración, iniciado en 2016, para favorecer el empleo de personas con discapacidad intelectual y la formación en distintas áreas, con especial atención a los abusos sexuales de estas personas.

Dicho acuerdo también contempla que alumnos del Cardenal Cisneros, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, puedan realizar prácticas en la Fundación Carmen Pardo-Valcarce. Asimismo prevé la contratación, por parte del centro universitario de trabajadores con discapacidad intelectual, a través de la oficina de empleo de la Fundación Carmen Pardo Valcarce, para contribuir a la integración social y laboral de este colectivo.

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce, creada en 1948, atiende en la actualidad a un millar de personas y da empleo a unas trescientas con el objetivo de apoyar a las personas con discapacidad intelectual en materias como la educación, el empleo, la vivienda, el ocio, el deporte, la sanidad y la justicia.